Las amenazas de EPN y la estafa maestra

by • septiembre 14, 2017 • UncategorizedComments (0)636

Un grupo selecto de empresarios se encontraba en Los Pinos, la residencia oficial de la Presidencia de México, todos ellos miembros del Consejo Mexicano de Negocios, reunidos en una mesa oval y fueron testigos cuando el titular del poder Ejecutivo dijo a Claudio X. González Laporte: “Tú hijo debería dejar de ser tan crítico con el gobierno. La sociedad civil no debe pasar tanto tiempo hablando de la corrupción”.

Un silencio incómodo siguió a ese comentario, tan fuera de lugar y que se entendió, por quienes escucharon, como una amenaza velada contra uno de los miembros de ese grupo industrial.

El empresario aludido es un hombre de 83 años, muy respetado en el gremio. Fue presidente del Consejo de Administración de Kimberly Clark de México y ha presidido también el Consejo Mexicano de Negocios,  que es uno de los siete organismos que conforman al Consejo Coordinador Empresarial, la cúpula de los hombres de negocios en el país. Su respuesta no se hizo esperar: “Estoy muy orgulloso de mi hijo y del trabajo que hace”.

Aunque esto sucedió el 11 de mayo de este año, no se dio a conocer sino hasta el 30 de agosto, en un artículo publicado por The New York Times.

Claudio González Guajardo, hijo del hombre de negocios mencionado, ha destacado como activista social, y fundado diversas organizaciones civiles, entre las que destacan “Mexicanos Primero”, que lucha por obtener una educación de calidad en el país, lo que incomoda al gobierno y las organizaciones sindicales de maestros, y la denominada “Mexicanos contra la corrupción y la impunidad”, que tiene como finalidad el prevenir, sancionar y erradicar la corrupción e impunidad que forman parte de las estructuras oficiales y privadas en México.

Esta última organización ha sido un verdadero “clavo en el zapato” del gobierno peñanietista. Entre las investigaciones más notables se encuentran: La relación de empresas de Jesús Murillo Karam, exprocurador general, con contratos millonarios con el gobierno; las administraciones involucradas en corrupción de Javier Duarte, en Veracruz, y Roberto Borge, en Quintana Roo, ambos perseguidos actualmente por la justicia mexicana; los enredos de la panista Josefina Vázquez Mota con la organización “Juntos Podemos” y su relación con fondos por más de 1,000 millones de pesos (55.5 millones de dólares) que le ha proporcionado el gobierno de Peña Nieto o el espionaje electrónico a personas cuya actividad es crítica hacia el gobierno. Pero la investigación más reciente, y de fuerte trascendencia, fue la realizada en colaboración con el periódico digital Animal Político, bajo el nombre de “Estafa Maestra”.

La investigación periodística, dirigida entre otros, por Salvador Camarena y Daniel Lizárraga, este último autor también del descubrimiento de la “Casa Blanca” de la esposa de Peña Nieto, ha puesto al descubierto el uso que el gobierno federal ha hecho de 128 empresas fantasma para desviar 7,670 millones de pesos (426 millones de dólares), de los cuales no ha quedado huella de 3 ,433 millones (190.7 millones de dólares), estos recursos fueron dirigidos a las empresas a través de ocho universidades públicas que cobraron 1,000 millones de pesos (55.5 millones de dólares) como comisión. Del resto del dinero es escasa la evidencia documental que permita saber si realmente se le dio el destino que se presume.

Este descubrimiento refleja una verdadera crisis para el gobierno de Peña Nieto; los organismos involucrados son o han sido dirigidos por personas muy allegadas a él, entre ellos Rosario Robles, a través de la Secretaría de Desarrollo Social; su primo Alfredo del Mazo, cuando fungió como director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos; Petróleos Mexicanos, dirigido entonces por Emilio Lozoya, y la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, dirigida por Gerardo Ruiz Esparza, quien acompaña al presidente como miembro de su gabinete de confianza en la función pública, desde que fue gobernador del Estado de México.

La publicación de The New York Times sobre las amenazas del presidente de México a los empresarios González, padre e hijo, a tan sólo cinco días de que se diera a conocer la investigación de la “Estafa Maestra”, parece implicar un acto de defensa propia ante la avalancha de represalias que pudieran venir en su contra. Lo que no es de extrañar, pues ha atacado a González Guajardo mediante auditorías fiscales a cinco organizaciones fundadas por él, las posibilidades que esto suceda, cuando el fisco utiliza selección aleatoria de los contribuyentes a revisar, son infinitesimales, lo que crea una fuerte presunción del uso del poder público en perjuicio intencionado de una persona, lo que es delito. Pero existe más. El gobierno federal ha tratado de intervenir, cuando menos en dos ocasiones, las comunicaciones electrónicas de González Guajardo en forma ilegal, a través del software “Pegasus”, práctica que se ha hecho común hacia quienes incomodan la corrupción en ese país.

Un último análisis nos lleva a concluir que el empresario Carlos Slim ha intervenido en defensa de los empresarios atacados por el gobierno, pues como se ha dado a conocer con anterioridad, Slim es accionista mayoritario del periódico neoyorquino que publicó la noticia y se encuentra relacionado con González Guajardo, en tanto que este forma parte, desde 2014, del comité estratégico para la evaluación de la reforma en telecomunicaciones, formado por la empresa América Móvil, propiedad del primero de los mencionados. De esto se explica la divulgación de la noticia sobre las amenazas de Peña Nieto, quien está viendo cómo la prensa libre sopla para derrumbar el castillo de naipes en el que ha convertido su gobierno.

Les invito a visitar mi sitio de videos en YouTube, a nombre de Oscar Müller Creel

Share this:

Comentarios

Comentarios

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.