Miroslava, una valentía que merece respuesta de la justicia.

by • octubre 22, 2017 • Criminología, Demandas a periodistass, Ética del periodismo, Justicia, Sistema de Justicia, sistema de justicia penalComments (0)119

Salía de su casa acompañada de su hijo de 14 años, como acostumbraban hacerlo, le llevaría a la escuela y ella se dirigiría a realizar su trabajo como periodista; esa mañana fresca de finales de marzo, en la ciudad de Chihuahua, no avanzaría más, un cobarde asesino se le acercó y disparo 8 veces en la cabeza de la periodista, la crueldad del crimen llevaba mensaje, la venganza de los criminales que ella había estado denunciando, sujetos sin escrúpulos cuyo poder ha crecido en la misma medida que la ineficiencia del Estado para combatir la criminalidad.

La periodista Miroslava Breach, defendiendo el patrimonio histórico de Chihuahua. Crédito de la imagen. La Opción.com

Tengo muy presente su valentía cuando, unos meses antes, en una manifestación, en contra del gobierno del hoy prófugo Cesar Duarte, dirigida por el activista Jaime García Chávez, se transformó en una turba violenta, que trató de tomar el Palacio de Gobierno en la Ciudad de Chihuahua, edificio que ha sido considerado como Patrimonio Histórico Nacional por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Miroslava se paró frente al portón de madera labrada y trató de impedir que la turba dañara ese bien de los Chihuahuenses, un acto de bravura propio de la periodista que durante años había actuado con igual  ardor en su profesión.

Originaria de Chínipas, población minera ubicada la región montañosa de Chihuahua, ­­­­­­­­­­estudió la carrera de Ciencias Políticas en Baja California Sur, para luego dedicarse al periodismo, pero siempre guardó relación con su tierra natal y una buena parte de su labor periodística se destinó a denunciar circunstancias que han dañado aquella zona.

Entro otras, los abusos hacia la Comunidad Indígena Coloradas de la Virgen, la oposición de comunidades indígenas a la construcción de un oleoducto en sus tierras por una empresa canadiense, denunció también el deterioro ambiental sufrido en el territorio de Chihuahua, por empresas mineras extranjeras.

Pero también realizó investigaciones sobre las relaciones que se dan entre el crimen organizado y la política, en la región montañosa del Estado de Chihuahua, dos semanas antes de su muerte había publicado en el periódico “La Jornada”, la infiltración del , en los partidos políticos Revolucionario Institucional y Acción Nacional. Denunció en su reportaje como, en el municipio de Bachíniva, el PRI había nominado como precandidato a Juan Salazar Ochoa, tío de los dirigentes del grupo criminal de Sinaloa denominado “Los Salazares”, Adán y Crispín Salazar Zamorano.

Días después publicó otro artículo relacionado con el descubrimiento de fosas clandestinas en el Municipio de Madera de Chihuahua, en esta se señalaba a un líder del crimen organizado de la región, Ignacio García “El Nachito”, como responsable de la muerte de docenas de personas y su entierro clandestino en diversos ranchos de aquella zona, también le atribuyó el secuestro de seis policías.

Con sus investigaciones, Miroslava se había convertido en un verdadero clavo en el zapato de los capos del crimen y sus secuaces políticos y estos no dudaron en acabar con su vida.

La Fiscalía del Estado guardó secrecía de las investigaciones que estaba realizando, hubo videos incriminatorios cuyo seguimiento estaba dando buenos frutos en el esclarecimiento de los hechos, pero la hermana de la periodista, insistía que se le informara y ante la negativa al acceso a la información, promovió un amparo apoyada por la organización Propuesta Cívica que junto a la Red Libre de Periodismo, ejercían presión ante el gobierno para que proporcionase información sobre la investigación.

Ante la inminente resolución del juicio de amparo interpuesto por Rosa Breach, La Fiscalía de Chihuahua, el 12 de este mes, dio información a los medios, las investigaciones determinaron que los homicidas pertenecen a la banda de “Los Salazar”, grupo de narcotraficantes que trafican con heroína y mariguana entre la zona serrana de Chihuahua y el Estado de Arizona en Estados Unidos, refiriendo que se había dado orden judicial para la detención quienes han aparecido como responsables.

En México la Libertad de Prensa se encuentra bajo la amenaza de “plomo o plata”, aunque en ocasiones la oferta es solo plomo, y los periodistas valientes como Miroslava corren un gran riesgo, la impunidad campea en el área de delitos contra periodistas y medios de información, el 99.7 % de los delitos no se castigan.

El hecho que la Fiscalía de Chihuahua haya dado la información, presionada como lo fue, sobre las investigaciones del homicidio de la periodista, puede dar al traste con la detención de quienes aparecen como los asesinos y a esta hora deberán andar a “salto de mata”, esperemos que no sea así y se logre la justicia que merece la valiente periodista Miroslava Breach y todos los comunicadores de México.

Share this:

Comentarios

Comentarios

Pin It

Related Posts

Deja un comentario