“Si por mar en un buque de guerra”

by • noviembre 23, 2017 • cultura de México, cultura de México, Historia de México, Literatura Mexicana, Mexicanidad, México, MUSICA MEXICANA, REVOLUCIÓN MEXICANAComments (0)538

Durante la guerra iniciada en México en 1910, las mujeres acompañaban a los soldados en las campañas y dado que el tren era el principal medio de transporte para las tropas, ellas iban con sus hombres, lo que dio origen a la figura de la mujer guerrera que popularmente es conocida como soldadera, lo que ha sido comentado en una aportación anterior.

En el folklor popular de aquel tiempo surgieron canciones inspiradas en la presencia de esas mujeres, las más famosas fueron “La Cucaracha y “La Adelita”, pero no se excluyen otras que han circulado ampliamente como: “Jesusita en Chihuahua”, “La Valentina”, “La Rielera”, “Marieta” y “Coronela”.

Se dice que “La Adelita” se refiere a una mujer de nombre Adela Velarde Pérez, quien era enfermera en Ciudad Juárez, Chihuahua. Cuenta la tradición que atendió a un soldado de nombre Antonio del Río Armenta, quien en agradecimiento le compuso la canción. La escritora Elena Poniatowska menciona que luego de la revolución, Adela trabajó en el gobierno mexicano hasta 1963, y recibió una modesta pensión.

Hay otras menciones, que cita Arce. Una refiere que era una mujer disfrazada de hombre que participó en la batalla de Celaya y que fue descubierta en su verdadera identidad, pero que Pancho Villa la perdonó y la nombró “Dorado”, título dado a las tropas de élite en la División del Norte, por su valentía, otra versión se refiere a una mujer valiente que a los soldados que se acobardaban les decía: ¡Órale, todos a entrar y el que tenga miedo que se quede a cocer los frijoles!

Ricardo Pérez Montfort explica que esta canción, al igual que “La Valentina”, son previas a la revolución, eran corridos que se cantaban en el norte y que luego fueron adoptadas por las tropas y cantadas en las trincheras y campamentos; también menciona que “La Adelita” se refiere una canción que ya era popular en 1908 y fue recogida por Vicente Mendoza en la Hacienda de Pedernales, Chihuahua, época en la que no había estallado la revolución.

De la letra de una grabación de la canción, interpretada por el Trío González, en 1919, no se encuentra mención de “La Adelita” como una mujer que anduviese con las tropas; sin embargo, en la interpretación de Jorge Negrete, en la película “Si Adelita se fuera con otro”, de 1948, ya se le presenta como una mujer que andaba “en la bola”, como se decía a quienes acompañaban a los combatientes, en la siguiente parte: En lo alto de una abrupta serranía/ acampado se encontraba un regimiento/ y una moza que valiente lo seguía/ locamente enamorada del sargento. En contra de la teoría de la composición popular de esta canción, es en esta estrofa donde encontramos la palabra “abrupta”, que no encontramos en el léxico de las personas de escasa educación que formaban parte de las tropas revolucionarias.

Otra mención que, sobre esto, se presenta en la versión moderna, es cuando se narra que “Adelita” era popular entre la tropa, lo que nos indica la imagen de la soldadera que convivía directamente con los soldados, cuando dice: popular entre la tropa era Adelita/ la mujer que el sargento idolatraba/ que además de ser valiente era bonita/ y hasta el mismo coronel la respetaba.

La canción refleja la cultura prevaleciente en aquellos tiempos, como la obsesión de pertenencia del hombre sobre la mujer, que implicaba una actitud de celos, lo que se puede observar en el estribillo que refiere: si Adelita se fuera con otro/ La seguiría por tierra y por mar/ si por mar en un buque de guerra/ si por tierra en un tren militar.

En la época de la revolución se vivía una fuerte incertidumbre, pues al entrar a batalla no existía la mínima garantía de volver sano y salvo y, por esto, todos los días se vivían en forma intensa, incluyendo las relaciones entre soldados y sus mujeres. Esta inseguridad se presenta en la siguiente parte: y si acaso yo muero en campaña/ y mi cuerpo en la sierra va a quedar/ Adelita por Dios te lo ruego/ con tus ojos me vayas a llorar.

Haciendo a un lado las discusiones sobre su origen, la canción tuvo tanta popularidad que la palabra “Adelitas” se ha utilizado para referirse a las mujeres guerreras que participaron en la Revolución Mexicana o soldaderas, de quienes los corridos nos han dejado una bella tradición.

 

Les invito a ver mis aportaciones en video en YouTube

Share this:

Comentarios

Comentarios

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.