Conforme a la Real Academia Española, gratitud es el sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera y también define que agradecer, respecto de una cosa, es corresponder al trabajo empleado en conservarla o mejorarla.
Aún y cuando la primer columna que publique este año fue la del martes recién pasado, quise dejar esta fecha, doce de enero, para expresar mi agradecimiento a los lectores del periódico Vívelo Hoy, al propio periódico y al equipo que trabaja en el área editorial, por la oportunidad que me han dado de publicar durante un año y cada semana estas columnas.
Esta posibilidad de poder compartir mis ideas con los lectores hispano/parlantes del periódico, ha sido una experiencia que me ha permitido crecer como ser humano, pero también en un ámbito que era relativamente nuevo para mí.
Hace ya algún tiempo la Barra de Abogados me pidió que cooperase con ellos escribiendo para una sección semanal en un periódico de Chihuahua, por lo que me inicié en la redacción de artículos de opinión, aunque por razones de espacio, no todo lo que escribía se editaba y esto me animó a abrir una página en internet, para publicar a través de ese medio las nuevas ideas que me iban brotando.
Hace un año una persona muy querida me hizo el favor de leer un ensayo que escribí sobre los trágicos actos de terrorismo sucedidos en París contra los empleados de la revista Charlie Hebdo, me comentó que le pareció interesante y que si yo no tenía inconveniente deseaba enviarlo a un amigo que trabaja en Chicago Tribune, así se hizo y a la empresa le interesó mi forma de escribir, lo que me abrió una nueva oportunidad de desarrollo en la vida, ahora como comunicador, inexperto pero con buena intención.
Inicie así esta nueva experiencia, al principio debo confesar que era un poco más difícil de vivelolo que ahora es, pues el tener que sentarte cada semana, a veces sin idea de aquello sobre lo que vas a escribir y empezar a hacerlo implica un esfuerzo duro en ocasiones.
Mi inexperiencia en un inicio me llevó a escribir sobre temas comunes que correspondían a las noticias del momento, pero con el deseo de hacer mejor las cosas ingrese a la Universidad a estudiar periodismo y desde las primeras clases comencé a percibir errores que estaba cometiendo, tanto en redacción como en contenido, sobre esto último mi falta de originalidad.
Pensé que escribir sobre los eventos sobresalientes que se dan todos los días en las noticias, es bueno, pero no es todo, así que me pregunte ¿Qué puede interesarle a los lectores hispanos de Chicago? y la respuesta es evidente, aquello que forme parte de nuestra cultura latina, nuestra gastronomía, arte, historia, y ¿por qué no? fue así que empecé a escribir también sobre estos temas, mi primer artículo en este respecto se relacionó con los festejos del Cinco de Mayo en los estados Unidos, buscando la razón de ser de esta costumbre.
Como comunicador, aunque novato, debía también publicar cuestiones relevantes, sobre todo con la libertad de expresión y así trate temas relacionados con el caso de Carmen Aristegui o la muerte de Jacobo Sabludovzky, sin dejar de tratar otros que he considerado relevantes en cuanto al diario vivir, como la reforma migratoria, la reforma penal, cuestiones de seguridad pública y criminología y la corrupción en México.
La publicación de situaciones relacionadas con nuestra cultura hispana, me han dado grchava1andes satisfacciones, algunos de mis estimados lectores me han contactado en mi correo electrónico para comentar sobre los temas que publico, la reforma migratoria fue uno de estos y la comunicación con uno de ellos fue muy interesante pues realizó análisis y propuestas verdaderamente valiosas, los temas de la corrupción en México, también han sido motivo de polémica, lo que si les puedo asegurar que no en cuanto a su existencia, pues en eso, todos estamos de acuerdo.
Se dice que el mencionar a alguien en particular no es correcto porque seguramente se olvida a otro, pero no puedo dejar de referirme a una de las comunicaciones de mis lectores que más me emocionó y fue la de María Eugenia Flores Durand, hija de Chava Flores, que en lo personal tuvo un especial significado pues como admirador de este compositor mexicano, sus canciones fueron parte de mi vida, pero también de mi familia, pues mis hijas gustaban cuando tomaba la guitarra y me ponía a interpretar algunas de las canciones de este compositor, que ellas cantaban junto conmigo.
No puedo negar que en ocasiones he personalizado, pero al fin de cuentas son columnas de opinión y me puedo dar ese lujo, dentro de ciertos límites; así mis críticas al sistema político mexicano llevan un poco de esa tinta que derrama frustración e impotencia frente a lo que pasa en mi país, pero también el consuelo de poder expresarlo y mediante esto poner ese granito de arena que me corresponde para buscar mejorar las cosas.
Es poco lo que puedo relatar en este espacio sobre la experiencia que ha sido este año de comunicarme con los apreciados lectores del periódico Vívelo Hoy y de mi blog en Internet, aunque les aseguro que han sido satisfacciones que obedecen sobre todo a ustedes, pero que no se hubieran presentado si la empresa editorial no me hubiese abierto sus puertas y sin la eficiencia del personal que realiza su trabajo día con día en la misma, para lograr llevar a ustedes este medio de comunicación, con el que tengo el orgullo de participar.
Dicen que la generosidad honra y es gracias a la generosidad de todos ustedes lectores, empresa y personal, que he podido realizar esta estupenda aventura, pero el agradecer permite compartir ese honor y por eso muchas gracias a todos por este año.
Les recuerdo que sus comentarios son bienvenidos a mullerod@hotmail.com

Share this:

Comentarios

Comentarios