Agustín Lara es uno de los grandes compositores de música popular de habla hispana, sus canciones continúan escuchándose a través de los años y en la actualidad se interpretan por artistas jóvenes que han redescubierto la inspiración que surge de la letra y melodía de sus canciones, en la misma ciudad de Madrid existe una estatua en honor de este compositor, precisamente en la plaza de “Lava Pies” a la que le canta en su canción dedicada a esa población.

Esta aportación contiene reflexiones de las circunstancias especiales que llevaron a al músico poeta a componer una de sus más sonadas trovas.

En el centro de la ciudad de México durante la Colonia y el Porfiriato había grandes casonas que se componían de al menos dos pisos, con un amplio patio central y un portón suficientemente grande para dar cabida a las carretas y calesas tiradas por caballos; en la parte baja estaban instalaciones de servicio como las caballerizas, leñeras, almacenes y despensas, lugares de lavado e inclusive hasta un espacio para aves de corral; en la parte superior se encontraba el área habitacional para los dueños y su familia.

Con los años estas familias se fueron a vivir a otras zonas de la ciudad y aquellas casonas las dividieron y rentaron, convirtiéndose en esas vecindades que fueron habitadas por gente de clase media y media baja y que se popularizaron en las películas y comics de los años cuarenta a sesenta del siglo pasado.

Los dueños de las vecindades encargaban la administración y mantenimiento de la propiedad a una persona de su confianza que solía vivir en la misma vecindad y que cerraba el portón de entrada a cierta hora de la noche y si alguno de los vecinos llegaba pasada esa hora, debía pagar al portero por la molestia de tener que levantarse a darle entrada.

Hay una grabación especial con canciones del señor Lara, interpretadas por artistas de renombre,  como: Toña “la Negra”, las hermanas Águila, Plácido Domingo o el mismo Agustín, este disco tiene la particularidad que contiene también entrevistas realizadas con el autor en las que relata anécdotas de su vida  y las situaciones que inspiraron algunas de sus canciones.

El disco fue elaborado por instancias del empresario mexicano don Roberto González Barrera quien era un gran admirador del compositor y por tanto la edición fue limitada lo que le da un valor agregado.

Entre los comentarios de Agustín Lara, refiere como compuso la canción “Farolito” describiendo algunos detalles sobre las circunstancias que inspiraron la famosa melodía y que son poco conocidos.

Relata que el trabajaba como pianista en un centro nocturno o “casa de mala nota” (aunque si ahí pulsaba las teclas del piano el “Flaco de Oro” debió haber sido más bien de “buena nota”) y que sus ingresos eran pocos y su trabajo terminaba ya en altas horas de la madrugada, pues en aquel tiempo  aún no se había ganado su merecida fama como músico que vino después.

También cuenta que vivía en una vecindad en el centro de la ciudad de México, la que se encontraba en una calle mal iluminada por un farol que se encontraba al extremo de la vía, por eso la canción dice:

Farolito que alumbras apenas mi calle desierta…..

En una ocasión llegó de su trabajo en la madrugada y tocó el portón, pero la portera no le abría es por eso que se inspiró la siguiente frase:

…. cuantas noches me viste llorando llamar a su puerta…..

Debido a su trabajo como músico y sus bajos ingresos no podía darse el lujo de pagarle las propinas que le adeudaba por levantarse a abrirle, lo que inspiró la letra:

….sin llevarle más que una canción, un pedazo de mi corazón…..

Era una madrugada fría en la capital mexicana y por tanto:

….sin llevarle más nada que un beso friolento, travieso, amargo y dulzón…..

En la entrevista Lara no menciona si esa noche la portera le abrió la puerta o si la tuvo que pasar esperando a que se abriera a primera hora de la mañana, pero estoy seguro que en ese momento no pensaba que luego en una gira por Francia, la canción “Farolito” inspirada en esas precarias circunstancias, fuera aclamada y se convirtiera en una de las más famosas composiciones este gran autor mexicano.

Lo que si dudo es que la portera en ese momento tuviese idea que al hombre al que le negaba la entrada se convertiría después en la pareja de una de las bellezas que han adornado la pantalla de plata del cine mexicano, Doña María Félix.

Les invito a ver el video de esta columna en:

https://www.youtube.com/channel/UCVIY16VXPjfvK5_x2Yjn7Aw

Pueden ustedes escuchar la hermosa voz de Natalia La Fourcade interpretando esta canción de Lara en la voz del propio Agustín Lara dando control y click en el texto resaltado, espero lo disfruten.

Share this:

Comentarios

Comentarios