¡Gracias amigos felinos!

by • abril 26, 2016 • Educación, toleranciaComments (0)755

Luego que derrumbaron aquel enorme edificio en el que estuvo un hospital, en los rumbos del parque Lincoln en Chicago, en las noches se veían por doquier ojillos rojos al ras del suelo y los vecinos en las mañanas encontraban multitud de pequeñas huellas en la nieve.

Lo que sucedió fué que al tirar aquel viejo edifico en desuso, se destruyó el hábitat de miles de ratas que ahora buscaban instalarse en los edificios habitados por los humanos en los alrededores, con graves riesgos para la salud. Poner cebos con veneno era una solución pero con efectos secundarios dañinos, pues implicaría la contaminación de la tierra y el agua ¿que más podría hacerse?

En un artículo de Alexis Myers, publicado en el periódico Chicago Tribune, el 8 de abril de este año, se describe como los gatos silvestres constituyen una herramienta para la sanidad de la ciudad, al combatir las plagas de ratas.

La organización Tree House Humane Society, ha apoyado un programa denominado “Gatos Trabajadores” que nació a raíz de una fuerte invasión de ratas en el Barrio de Cicero y demostrado su efectividad luego de una situación similar cuando fueron demolidos el Former Childrens Memorial Hosptital en la zona del Parque Lincoln y el Edgewater Medical Center, lo que aunado a un invierno benigno, provocó una explosión en las poblaciones de estos roedores.

Actualmente la organización tiene más de 500 gatos trabajando en la ciudad y hay una lista de espera de 4 a 5 semanas para adquirir uno de estos animales que son recogidos por carecer de dueño, son esterilizados y vacunados y se les coloca un chip de identificación y una insignia en el oído que les identifica como gatos del programa.

Socialmente se ha visto a los gatos callejeros como una plaga similar a la de las ratas, pero a través del programa “Gatos Trabajando”, nuestro amigo felino se nos presenta como una solución para un problema de ecología urbana; aunque esto no es nuevo y tal vez si analizamos un poco lo que el escritor Carlos Rodríguez nos menciona sobre la relación entre el hombre y el gato, entendamos que este animal ha sido algo más que una herramienta caza ratones para nosotros.

La leyenda menciona que cuando Dios provocó el diluvio y ordenó a Noé construir el arca y llevar en ella parejas de todos los animales, el patriarca se olvidó de la pareja de gatos y así, con el tiempo, las ratas se empezaron a multiplicar y a comerse la comida de los demás animales. Noé se puso a orar rogándole a Dios le mandara una solución y en eso estaba, cuando un león estornudó y de sus narices brotó una extraña criatura que empezó a atrapar a los roedores que tanto daño causaban.

La domesticación del gato debe haber sucedido cuando la humanidad entró en la época sedentaria en la que, a través de la agricultura, empezó a producir alimentos en forma continua. La relación debe haber nacido por una mutua conveniencia, pues muy seguramente los felinos se acercaban a las zonas pobladas por humanos para aprovechar los sobrantes de alimentos y demostró su valía atrapando a las especies de roedores que depredaban los graneros, motivando así su adopción.

Los primeros antecedentes de ese proceso, se encuentran en la antigua Mesopotamia donde se han encontrado tumbas y vasijas, en las que se hace referencia a nuestro amigo felino, desde hace aproximadamente 9000 años.

En el antiguo Egipto el gato era venerado a tal grado que a su muerte se le embalsamaba. Los egipcios tenían a una diosa denominada Bast, que se representaba con la figura de un cuerpo humano con cara de felino y le rendían honores una vez al año, en festividades a las que acudían decenas de miles de personas y que terminaban en excesos de bebida y comida.

El Roma, el gato debe haber llegado por el paso de las legiones a través entre Egipto y fue adoptado en la ciudad imperial en la que, seguramente por sus desplantes y elegancia, era apreciado por la alta sociedad, comparándolo con la Diosa de la Libertad, por su desapego hacia sus amos.

En China, los gatos no fueron tan apreciados como en Egipto y eran vistos más bien como animales utilitarios, para cazar a los roedores dañinos y circulaban ideas de que, bajo ciertas circunstancias, los gatos eran de mala suerte, para contrarrestar la cual, solían los chinos poner estatuas de porcelana de gatos en las esquinas de sus casas.

En el territorio americano se han encontrado en antiguas poblaciones Incas, previas a la llegada de los europeos, vasijas con motivos de los gatos. Aunque antes de este descubrimiento, se pensaba que el gato había sido traído a América por los primeros europeos.

ratas

Las pulgas que transportaban las ratas, llevaron la Peste Negra a Europa

Luego de la caída de Roma, vino la Edad Media, una época de superstición y oscurantismo en la sociedad europea, en la que la forma de ver al gato se modificó y también la suerte de estos. Se les consideraba, por sus costumbres nocturnas, como un cómplice de las fuerzas de la oscuridad y dado que el ser humano, de acuerdo a la Biblia, fue creado a la imagen y semejanza de Dios, y el gato, por su propia naturaleza, desobedece al hombre, era considerado como un animal satánico. Si una mujer poseía un gato, bastaba con esto para considerarla como hechicera. En esta época muchas supersticiones se crearon alrededor de la figura de nuestro amigo felino y algunas de ellas subsisten hasta ahora, como aquella de que, si un gato negro se atraviesa en nuestro camino, ese día tendremos mala suerte. Me pregunto si la pandemia de la peste negra que fue provocada por las pulgas portadas por las ratas y se extendió por todo Europa matando a un tercio de su población, hubiese sucedido si en ese tiempo el gato fuera amigo del hombre.

A través de la historia el gato ha sido nuestro compañero y socio de conveniencia, por lo que los programas como “Gatos Trabajando” que nos ayudan a deshacernos de las plagas de roedores que destruyen nuestras casas, contaminan nuestros alimentos y portan enfermedades que nos afectan, son bienvenidos. ¡Gracias amigos felinos!

Share this:

Comentarios

Comentarios

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.