https://youtu.be/mqm8subG_5c

Vestido con guayabera blanca de franjas moradas el frente y pantalones color gris, ante una pared verde, cubierta con una cortina del mismo color; el entonces Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, develó las placas conmemorativas de la inauguración de las centrales eólicas Oaxaca I y II y La Venta III, en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, el 30 de octubre de 2012. En el acto se encontraban presentes ejecutivos de la empresa ejecutora del proyecto IBERDOLA.

¿se estaría gestando una relación que daría frutos tres años y medio después?

Los medios dieron a conocer este 20 de julio que el ahora ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien ejerció su cargo de 2006 a 2012, aceptó trabajo, como integrante independiente del Consejo de Administración de la empresa AVANGRID, con sede en Estados Unidos.

La empresa que asesorará el ex presidente mexicano, tiene su origen en la absorción que hizo el consorcio, de origen español, IBERDROLA, en diciembre de 2015, de la empresa norteamericana UIL HOLDING COMPANY. A la empresa resultante de dicha unión, se le denominó AVANGRID.

Felipe Calderón Hinojosa, como expresidente de México, recibe un sueldo cercano a los 140 mil pesos mensuales, además de otras prestaciones como seguro de vida, personal a su servicio y elementos del Estado Mayor Presidencial que ven por su seguridad; además, cuando muera, su viuda recibirá prestaciones que la dejarán en situación económica muy desahogada.

Está pensión se fijó a los expresidentes, por un decreto de 1987, en el que, entre otras justificaciones, se menciona la inconveniencia de que alguien que tenga un amplio conocimiento de secretos de estado y situaciones delicadas del país que presidió, se inserte en empresas privadas que puedan beneficiarse con esa información.

La oficina del ex presidente, emitió un comunicado pretendiendo justificar el nuevo trabajo, argumentando que, por lo que toca a la legislación mexicana, la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, establece en su artículo 47 fracción XV, que los servidores públicos deben abstenerse de aceptar algún empleo, cargo o comisión, hasta un año después de haber dejado el cargo.

Como se podrá observar, el pretender cubrirse con la ley de esa manera, es una excusa muy débil, pues Felipe Calderón, no fue cualquier funcionario, sino el máximo dirigente de México y como tal tuvo acceso a información delicada y privilegiada; por lo que a él no se le puede aplicar la regla común, sino que debe estar sujeto a controles más estrictos.

En efecto, Felipe Calderón Hinojosa, no puede librarse de la investidura que implica el haber sido Presidente de México, la que le obliga a seguir una línea de conducta de respeto hacia esa representación, lo que ha sido marcado por la Constitución Mexicana bajo los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos.

El pretender cobijarse bajo el texto legal, aduciendo que este no se viola, me recuerda al actual Presidente Enrique Peña Nieto, diciendo que el conflicto de la Casa Blanca no es incorrecto, porque no se violó la ley.

No es pretexto para esa conducta el que el expresidente Carlos Salinas de Gortari, haya trabajado como consejero ejecutivo del Grupo Dow Jones y su homólogo Ernesto Zedillo Ponce de León, de Citigroup; pues, en descargo de ambos, debe decirse que han renunciado a su sueldo como expresidentes.

Pero, otra situación a considerarse, es la relación que el ex presidente Felipe Calderón gestó con la empresa IBERDROLA durante su mandato, de lo que observamos las siguientes evidencias:

En marzo de 2007, un consorcio formado por diversas empresas entre las que estaba IBERDROLA, obtuvieron un contrato con la compañía de energía eléctrica, del gobierno mexicano, por 605 millones de dólares; relacionado con la planta de energía nuclear “Laguna Verde”

La obra de energía eléctrica en Tamazunchale, San Luis Potosí, fue realizada por dicha empresa, mediante un contrato de 480 millones de dólares, también en el año 2007.

El 13 de junio 2008, Felipe Calderón, en su carácter de Presidente de México, visitó España, reuniéndose con un grupo de empresarios, entre los que estaba Ignacio Sánchez Galán, presidente de IBERDROLA.

También, el 28 de abril de 2009, Felipe Calderón Hinojosa, recibió a los directivos de la empresa española: José Ignacio S. Galán,; Gonzalo Pérez Fernández y Xabier Viteri. De acuerdo a un comunicado del Gobierno Mexicano, en esa reunión se analizaron acciones que incentivarían el desarrollo de las energías renovables en México.

El 26 de enero de 2011, en Davos Suiza, el Presidente Calderón se reunió con los Presidentes de las Empresas Magna Internacional e IBERDROLA, anunciándose que esta última, destinaria 365 millones de dólares en el desarrollo de un parque eólico en México y en una planta de cogeneración eléctrica con Comisión Federal de Electricidad.

El investigador de la Universidad Anáhuac, Jorge Antonio Pérez Pineda, ha mencionado que, en México, las empresas españolas que más invierten en el área de producción y distribución de electricidad, agua y gas se encuentran: Endesa, IBERDROLA y Gas Natural.

Estos hechos indican que la relación del expresidente Felipe Calderón y la empresa para la cual será consejero, cuyo nombre ha cambiado, pero no deja de corresponder a los intereses de la beneficiada durante su administración, y el posible conflicto de intereses entre este nuevo trabajo y su investidura y conocimientos como ex presidente, nos permiten poner en duda la corrección del haber aceptado el referido puesto.

Comentarios

Comentarios