Julián Assange y su lucha por la Libertad de Expresión

by • abril 27, 2017 • Derecho Internacional, Derechos Humanos, JusticiaComments (1)782

Ha recibido premios como el otorgado por Amnistía Internacional del Reino Unido; también fue merecedor del Martha Gellhorn Prize for Journalism y el jurado que le eligió, mencionó que su trabajo le ha dado al público más información de la que la mayoría de los periodistas pueden imaginar y que es un narrador de la verdad que ha empoderado a los pueblos alrededor del mundo; también le han sido otorgados el Sam Adams Award y la medalla de oro de Sidney Peace Fundation.

Me refiero a Julián Assange, quien es considerado como fundador de la plataforma de Internet denominada Wikileaks, la que se ha caracterizado por la divulgación de importante información, que los gobiernos pretenden mantener en la oscuridad, bajo el pretexto de clasificarla como no accesible para la información pública.

Entre otros, en el año 2010, divulgó documentos de la Agencia Central de Inteligencia Norteamericana, que ha sido conocida como “Los papeles del Departamento de Estado”, la que comprende información clasificada y secreta de Estados Unidos, respecto a las guerras en Irak y Afganistán.

Sus actividades han provocado una persecución, en contra de su persona, que le obligó a solicitar asilo de la Embajada de Ecuador en Inglaterra, en donde ha permanecido desde el 19 de junio de 2012, sin poder obtener una solución legal contra los acosos que en su contra se han realizado.

El gobierno Sueco, tiene una orden de aprehensión en contra Assange, por supuestos delitos sexuales cometidos en 2010 y existe un fuerte temor de su parte y de sus defensores que al momento que salga de la embajada de Ecuador se le arreste y sea enviado a Estados Unidos, en donde, se dice, corre un grave riesgo de recibir tratos inhumanos y ser juzgado por traición y robo de documentos, enfrentando una probable pena de muerte.

Ante esta situación El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, a través del Grupo de Trabajo contra las detenciones Arbitrarias, publicó en 22 de enero del 2016, opinión en la que considera que las detenciones que ha sufrido el Sr. Assange, así como los años de estancia por asilo forzado en la Embajada de Ecuador, deben considerarse como una privación ilegal de libertad que ha violado sus Derechos a un debido proceso, a la presunción de inocencia y a un juicio rápido y que su estancia de asilo en la Embajada Ecuatoriana, debe considerarse como un tiempo de prisión sin sentencia justa, e inclusive violación a su derecho a la salud, pues es evidente que después de cinco años de confinamiento, su estado físico y mental debe haberse afectado. Todo esto da base al mencionado organismo de derechos humanos, para calificar el estado de Assange como una privación arbitraria de su libertad.

En ese estudio, la organización internacional requiere a los Gobiernos de Suecia, Irlanda del Norte e Inglaterra, para que permitan ejercer al señor Assange sus derechos de salud, debida defensa y libre circulación y se le compense por el daño causado. Peros estos han prestado oídos sordos a la autoridad internacional, en lo que se puede considerar como evidente infracción del Derecho Internacional.

Hasta el momento, el fundador de Wikileaks, sigue confinado en la embajada de Ecuador en Londres y la situación se ha agravado, pues en 8 de marzo pasado, la plataforma publicó una gran cantidad de documentos de los que se desprende como la Agencia Central de Inteligencia ha utilizado teléfonos móviles, computadores y televisores conectados a Internet, para poder espiar a personas e instituciones, lo que le presenta como una agencia que violenta impunemente la intimidad y secrecía.

Es claro que a ningún gobierno le gusta que divulgue información que les haga aparecer como al niño malcriado que descubren con la mano en la jarra de las galletas, sobre todo cuando cuando esto resulta en un desprestigio internacional.

Lo anterior provocó ya la reacción del gobierno de Estados Unidos que, a través de su Fiscal General, considera el arresto de Julian Assange, como una prioridad y ha calificado la fuga de información como algo sin precedentes, estimando la posibilidad de acusarlo por el robo de información confidencial.

Por su parte, tanto el referido activista como la organización Wikileaks, argumentan a su favor estar ejerciendo la Libertad de prensa, situación que fue ratificada por la resolución de la ONU antes mencionada. Creo que Julián Assange, va a ser juzgado por la historia, como uno de los grandes paladines de la Libertad de Expresión, enhorabuena por él como uno de los grandes paladines de la Libertad de Expresión, enhorabuena por él.

Share this:

Comentarios

Comentarios

Pin It

Related Posts

One Response to Julián Assange y su lucha por la Libertad de Expresión

  1. Guadalupe Muller dice:

    Definitivamente la moneda tiene 2 caras y diferentes perspectivas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.