Le llamaban Drakkar, que en su idioma significa Dragón ese nombre obedecía a que, como todos los de su clase, el navío llevaba en la proa un mascarón que tenía la forma de ese animal mitológico. Los 24 tripulantes de ese barco pudieron ver la tierra a la que se aproximaban. En ese mes caluroso, verdes prados se extendían hasta las montañas mas allá de la costa. La bautizaron como Groenlandia, que en su lengua significa. “Tierra Verde”. Desembarcaron y durante días se dedicaron a reparar la nave y avituallarse, pues Gunnbjörn, su capitán quería volver a Islandia y relatar el descubrimiento de esta nueva tierra.

Sesenta años después, en las postrimerías de aquel siglo X, un vikingo que sería conocido como Erik el Rojo, fue expulsado de Islandia y decidió trasladarse a aquellas tierras al oeste, formando la primera colonia nórdica en Groenlandia. Desembarcaron con animales domésticos y enseres de cocina, labranza y metalurgia y ahí fundaron establecimientos que se dedicaban a la agricultura y el pastoreo.

Pero carecían de algo muy necesario: madera. Fue así como nació otra zaga, Leif Ericksson, hijo de Erik el Rojo, decidió viajar hacia el oeste en busca de los necesarios árboles y fue en la actual provincia de Terranova en Canadá, que estableció una colonia a la que denominaron Canadá, que significa tierra de viñedos.

Cinco siglos después, los vikingos abandonaron los asentamientos de América del norte. ¿Porqué desaparecieron esas colonias? Son varias las causas que se atribuyen a este fenómeno, entre ellas, el enfriamiento del clima. Si ahora reflexionamos sobre la existencia de ganadería y agricultura en Groenlandia o viñedos silvestres en el norte de Canadá, tal ves lo veamos como algo improbable, pero las crónicas de esos viajes, son coincidentes en estas circunstancias y los estudios científicos han dado indicios de la certeza de esto, pues de los análisis de huesos humanos de esas épocas, se ha podido comprobar que inicialmente la dieta de los colonizadores vikingos, era terrestre, es decir se alimentaban de ganado y granos, pero con el paso de los siglos, la dieta fue siendo más marítima, lo que nos lleva a relacionar que al ir cambiando el clima, las labores de agricultura y pastoreo fueron cediendo a la pesca.

Los análisis de muestras de hielo de Groenlandia, que abarcan desde la última glaciación de hace cerca de cien mil años, hasta las fechas en que se dio la historia antes relatada, han demostrado que la temperatura en el planeta ha tenido cambios fuertes con consecuencias mundiales, entre estos la conocida como la Pequeña Edad del Hielo, que provocó la migración de los Vikingos hacía el este.

¿Qué hubiese sucedido si esta variación del clima no se hubiese presentado y las colonias vikingas hubiesen prosperado en América?

Al puerto de Mesina, en Sicilia, llegaron varios barcos mercantes provenientes del oriente, su mercancía era principalmente seda y azafrán, pero también traían muebles de muy fina hechura. En aquel año de 1346, las mercancías provenientes de los países del lejano oriente, al llegar a Europa valían hasta diez veces más, por lo que el comercio era muy productivo. Pero en este caso, la muerte viajaba escondida entre los fardos y embalajes que fueron desembarcados y luego trasladados a los puertos mas cercanos de Italia en buques más pequeños.

Con extrema precaución una rata asomó la cabeza de entre un par de costales de seda y se encontró en una bodega a la que apenas se filtraba un poco de luz de luna del exterior y no encontró signos de peligro, salió de su escondrijo, lanzando un débil chillido; al escucharlo, decenas de sus congéneres, brotaron de todos lugares de aquel almacén de mercancías que habían sido desembarcadas el día anterior de los barcos provenientes del oriente.

Aquellos pequeños roedores llevaban en su cuerpo insectos parásitos, las pulgas que se alimentaban de su sangre. Al salir de la bodega, se empezaron a mezclar con las ratas nativas y entre ellas se transmitieron los parásitos que, brincando de un mamífero a otro, llevaban la muerte en la sangre que ingerían.

En esa sangre viajaba otro bicho infinitesimalmente mas pequeño y que no es visible a simple vista, ahora lo conocemos como Yersinia pestis y sabemos que es una bacteria que produce varias enfermedades, entre ellas la Peste Bubónica.

A través de los roedores y los animales domesticados, las pulgas viajaron por toda Europa llevando a los seres humanos la mortal bacteria.

La década entre 1340 y 1350, en Europa, fue extraordinariamente fría y calentar las habitaciones era especialmente costoso, por lo que las personas se hacinaban junto a sus mascotas y ganado, lo que favoreció, en gran medida, la transmisión de la enfermedad que entonces fue denominada como la “Peste negra”, debido a que se caracterizaba por manchas negras en la piel, provocadas por la gangrena.

Más de un tercio de la población de Europa murió durante esa década y se especula si la mortandad hubiese sido menor si la gente no hubiera vivido hacinada debido a las bajas temperaturas que azotaron la región en esa época.

¿Qué más cambios en la civilización habrá provocado ese fenómeno climático conocido como la Pequeña Edad del Hielo?

Share this:

Comentarios

Comentarios