La versión sobre las fallidas políticas del gobierno mexicano respecto al combate al narcotráfico, expresadas por el expresidente de este país Ernesto Zedillo Ponce de León, notable catedrático economista y hombre de experiencia en las políticas públicas de México. es una opinión valiosa que debe tomarse en consideración.

Desde los años 30 del siglo pasado, la prohibición del consumo producción y comercio de algunas sustancias psicoactivas ha provocado una ola de violencia y criminalidad que todos los días afecta a cientos de millones de personas en todos los países del mundo.

En América a los países que más afecta este está político de criminalización, en la actualidad, es a los Estados Unidos por ser el consumidor más grande y a México por ser el comercializador vecino y por ende principal proveedor de sustancias prohibidas.

En ambos países decenas de miles de familias se han visto afectadas por aquellas personas que se encuentran en prisión por delitos relacionados con posesión de pequeñas cantidades de drogas, siendo que en muchas ocasiones estas políticas invaden el derecho a la intimidad y autonomía de las personas, sobre todo cuando éstas son solo consumidoras de las sustancias.

En Estados Unidos, las políticas han ido cambiando: en el 2011 el Congreso aprobó una ley de sentencias equilibradas para permitir la reducción de penas y la liberación de personas que se encontraban en prisión por este tipo de actividades; esto ha logrado rescatar a miles de personas con una reducción sustancial del gasto público en el área de prisiones y en beneficio de los familiares de estas personas que habían sido victimizadas por la encarcelación de sus allegados.

Por otro lado, el gobierno federal de dicho país ha reducido sus pretensiones de mantener bajo su control la política sobre las drogas, lo que ha permitido que los Estados tomen decisiones a este respecto y así hemos visto como el consumo de la marihuana se liberalizó en entidades como Washington y Colorado y más de otros 20 Estados han legalizado el consumo a través de autorización médica.

carceles
La política contra las drogas causa un grave problema penitenciario en México

En México la política contra las drogas ha acarreado, entre otros problemas, una sobrepoblación en las prisiones: conforme a datos del gobierno federal, entre 2012 y julio del 2015 se habían detenido a más de 126 mil personas con motivo de problemas derivados con las drogas y si a esto agregamos que la población penitenciaria a esa fecha era de 254 mil reos, cuando la capacidad de las prisiones es de 200 mil, se comprende como la referida política de criminalización trajo consigo una sobrepoblación penitenciaria, lo que acarrea otra serie de conflictos como son los controles de las prisiones por mafias del narcotráfico, la corrupción de los funcionarios del sistema, la imposibilidad de rehabilitar a los delincuentes, asesinatos y formación de universidades del crimen.

Aunque algunos avances se han observado también en este país: el 4 de noviembre del 2015 la Suprema Corte Mexicana emitió una sentencia de efectos limitados en cuanto a las personas que benefició, pero de fuerte trascendencia hacia las políticas públicas respecto del problema que se ha mencionado.

Este tribunal decidió que el gobierno mexicano estaba violentando los derechos a la intimidad y a la libre elección sobre la propia vida de varias personas que solicitaron amparo ante la negativa de permitirles el consumo recreativo de la marihuana.

Esta sentencia de la Suprema Corte ha tenido como consecuencia la apertura de un debate a nivel nacional sobre la permisión del consumo de dicha droga, así México se está uniendo a una política que empieza a tomar visos internacionales.

Hace unos días, en una conferencia dictada en el Graduate Institue de Ginebra, Suiza, el ex Presidente de México Ernesto Zedillo, se refirió al problema del narcotráfico en su país y calificó de estúpida la política prohibitiva de las drogas, cuando ésta debiera de ser una política de control de suministro de estas sustancias.

El académico mencionó que esta estrategia que tanto da daño ha causado en México fue impuesta por los Estados Unidos y que es necesario que el país latinoamericano asuma una actitud más nacionalista y ponga un alto a las exigencias de su vecino del norte, en el sentido de prohibición y criminalización de las drogas.

También se refirió como el narcotráfico es una actividad que tiene un gran poder de corrupción en México y que por tal motivo este país sólo tiene dos opciones o permitir que el control del problema de las drogas sea regulado y controlado por el Estado o continuar con una política en la que se dejara a las mafias del crimen el control y manejo de esas actividades.

Ernesto Zedillo, es el único ex Presidente mexicano que han dado muestra de pundonor al renunciar a su pensión de retiro como primer funcionario del país y actualmente es catedrático en la Universidad Yale, con prestigio a nivel internacional y es también miembro de la Comisión Global de Políticas sobre Drogas, organización que cada vez tiene más allegados de instituciones no gubernamentales que pugnan por un cambio a nivel mundial sobre este tema.

Share this:

Comentarios

Comentarios