Peregrina. La historia tras una canción

Los calores que agobiaban a la ciudad de Mérida en los meses de abril y mayo, ayudados por las quemas de los restos de las cosechas que se hacían en los campos de cultivo, que la circundaban; se habían rendido ante la tenacidad de las lluvias que durante las tardes regaban a la blanca urbe, Seguir leyendo