José Ramón, el orgullo de mi nepotismo.

Tal vez ahora que el presidente forma parte de una nueva estructura de poder, tenga que repetir lo que López Portillo cínicamente mencionó frente a las críticas que se le hacían por beneficiar a su hijo, también llamado José Ramón: “El orgullo de mi nepotismo”

Espionaje a periodistas, otro clavo en el ataúd del PRI

El teléfono móvil emitió un sonido, anunciando que había llegado un mensaje de texto, el dueño del dispositivo se encontró con lo siguiente: “En la madrugada falleció mi padre, estamos devastados, te envío datos del velatorio, espero puedas venir”, el mensaje contenía un enlace y el receptor dio el clic, en ese instante su celular Seguir leyendo