La tercera caída la ganó Sergio Aguayo. ¡Enhorabuena!

Un pequeño triunfo por la Libertad de Expresión, en un mar agitado por los ataques a la labor periodística, que se dan día tras día desde el gobierno y la criminalidad en México.