José Ramón, el orgullo de mi nepotismo.

Tal vez ahora que el presidente forma parte de una nueva estructura de poder, tenga que repetir lo que López Portillo cínicamente mencionó frente a las críticas que se le hacían por beneficiar a su hijo, también llamado José Ramón: “El orgullo de mi nepotismo”