“Las reglas de la casa”

Todo se traduce en un simple juego de reglas económicas: la ley de oferta y demanda, ¿hay demanda de trabajadores, profesionistas o empresarios eficientes? la oferta brota espontáneamente, pues la gente trabajadora, educada y emprendedora, siempre será más efectiva en el resultado de beneficios, de la que no lo es.