La toma del Capitolio. La amenaza no ha muerto

La idea de superioridad moral y étnica que los puritanos trajeron a América habrá cambiado en la forma, pero en el fondo sigue siendo una amenaza para la sociedad estadounidense.