Una realidad alternativa

La dignidad del ser humano se relegó frente a los intereses de una nación exaltada por los discursos del miedo y el odio, poco faltaba para que las personas fuesen separadas de acuerdo a sus condiciones étnicas, religiosas o el color de su piel y se formasen centros de concentración.