Las obras de la corrupción

Cuando vaya circulando y tenga que reducir la velocidad al mínimo, para pasar sobre un bache, le recomiendo piense dos veces si el disgusto que siente es causado por obra de la naturaleza o por obra de la codicia de los constructores y los políticos que, en su momento, hicieron o mantuvieron, esa calle.